Ramas

transporte-sostenible.gif

Con el enorme aumento del transporte motorizado en la isla de Ibiza durante la última década, está claro que debemos de reflexionar seriamente en cómo vamos a hacer frente a esta situación incómoda y en continuo crecimiento.

 

Debido a la situación demográfica tan dispersa de Ibiza, parece necesario que cada familia disponga de varios vehículos con el fin de moverse por la isla (trayectos al trabajo o al colegio, ir de compras, visitar amigos o visitar las playas, etc.).

 

A menos que algunas medidas drásticas se pongan en marcha y muy pronto, el problema  empeorará hasta que la situación se vuelva completamente caótica e insoportable para todos. Obviamente, es el momento de tomar decisiones inteligentes respaldadas por la comunidad, por el futuro de nuestros sistemas de transporte y comenzar a reducir el número de vehículos motorizados que se permiten circular aquí.

Esto se puede hacer mediante la mejora y la promoción del presente sistema de transporte público, por lo que no tantas personas tendrán que utilizar un coche o una moto para desplazarse, además de limitar el número de coches de alquiler disponibles y los turistas que llegan en coche desde fuera de la isla, de manera que las carreteras estarán menos congestionadas.

También existe la cuestión de 'qué tipo de energía debemos utilizar para alimentar estos vehículos', ya que hasta el momento, hay muy pocos coches, motos o bicicletas eléctricas en Ibiza en comparación con otras comunidades isleñas.

 

Disponemos sin embargo, de suficiente energía renovable local disponible entre la energía solar y la biomasa, y sería perfectamente viable instalar puntos de recarga eléctrica en toda la isla para suministrar energía limpia a todos los vehículos de Ibiza.

 

La instalación de una amplia red de rutas de ciclismo también marcaría una gran diferencia en el uso de este tipo de transporte personal y tendría el efecto de dar a todos la libertad de moverse sin causar en absoluto, ningún daño al medio ambiente.

¿Qué puedes hacer?

  • Usar sistemas de transporte público, coches eléctricos o bicicletas.

  • Presionar a las administraciones locales para que instalen carriles bici más seguros y rutas especiales a pie, tanto dentro como fuera de las zonas urbanas, conectando los centros urbanos con las zonas rurales, con el fin de animar a los ciudadanos a caminar o viajar con bici.    

  • Hacer hincapié en usar un sistema de coches compartidos, que funciona muy bien en otros lugares y que puede reducir el volumen de tráfico en la isla.